La Revolución Digital en Chile

La semana pasada tuve el placer de participar en una excelente conversación sobre el futuro de la economía digital desde la perspectiva chilena durante el lanzamiento del reporte de Ovum: “7 Recomendaciones de Política Pública para Atraer Inversiones en Latinoamérica en la Era de la Revolución Digital”, encargado por AT&T. El evento incluyó a la Fundación País Digital y DIRECTV Chile, dos miembros clave del ecosistema digital de Chile, junto con Pamela Gidi, la recién nombrada Subsecretaria de Telecomunicaciones. Nos reunimos para intercambiar puntos de vista y expectativas acerca de la revolución digital en el país.

Representantes del gobierno chileno, la AMCHAM Chile (Cámara Chilena Norteamericana de Comercio), la Fundación País Digital, el Consejo Nacional de Infraestructura, así como operadores y empresarios del sector de las telecomunicaciones participaron activamente en una dinámica y relevante conversación sobre la manera en que la velocidad de la transformación hacia un entorno de tecnología convergente está impactando las vidas de los consumidores/usuarios y, como consecuencia, la manera en que se formulan las políticas públicas.

El debate es particularmente importante en este momento en Chile, ya que el gobierno de Sebastián Piñera inició su gestión el pasado 12 de marzo y se prepara para desplegar un programa político con fuerte énfasis en el crecimiento y posicionamiento competitivo de Chile en el escenario global.

De la misma manera en que ocurre en otras partes de Latinoamérica, nuestro sector juega un papel fundamental en la generación de oportunidades creadas por la economía digital, y Chile no es la excepción. Las interrogantes siempre son: ¿cómo crear un entorno adecuado para la revolución digital y sus catalizadores? ¿Cómo atraer a los inversionistas extranjeros y cómo cerrar la brecha de infraestructura en una región que presenta grandes retos geográficos? Y finalmente, ¿cómo hacerlo cuando el cambio está ocurriendo todos los días y el futuro ha llegado?

La competencia pareciera ser la palabra clave. La convergencia de los servicios de comunicación enfrenta a los jugadores al reto de reinventarse ellos mismos y a sus productos todos los días, creando nuevos modelos de negocio, nuevos jugadores y nuevos productos. La colaboración entre el gobierno y el sector privado es clave para crear un entorno que desencadene una competencia saludable para desatar el potencial de esta revolución. Y no es una tarea fácil. Para fomentar las inversiones en innovación es importante establecer un marco regulatorio moderno, horizontal y flexible que permita a los jugadores competir en igualdad de condiciones, ofreciendo una mayor gama de productos y servicios para los consumidores. El debate sobre la modernización de los marcos regulatorios debe elevarse a nivel regional para garantizar consistencia, predictibilidad, más ciclos innovadores y en general mejores precios. Estos elementos ayudarán a crear un mercado digital regional. La eficiencia y la predictibilidad son clave para todos los inversores, especialmente los extranjeros, quienes se sentirán alentados a acercarse a estos mercados con un planteamiento a largo plazo.

Cuando AT&T empezó como una empresa nueva hace 142 años, tenía un producto claramente definido que ofrecer y muy pocos clientes. Todo empezó con el teléfono. En la actualidad, 11 años después del lanzamiento del primer iPhone, conectamos experiencias, vidas, historias, hogares, vehículos, y estamos comprometidos a seguir transformando el mercado haciéndonos la siguiente pregunta: ¿Qué van a desear nuestros clientes mañana? Me imagino que la respuesta será más emocionante que la pregunta.

Write a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

COMMENT MODERATION POLICY

AT&T pre-moderates comments on our blog before they are published. This means there will be a delay between the time a comment is submitted and it appears on the post. Profanity, or topics that are not germane to the post will not be approved for posting.